Misión

La Compañía de Santa Teresa fue fundada por Enrique de Ossó el 23 de junio de 1876.  Este sacerdote catalán del convulso siglo XIX español, descubrió en Teresa de Jesús la fuerza de su espiritualidad y la capacidad de la mujer para evangelizar y transformar la sociedad. Desde este convencimiento quiso que ella fuera para la Compañía maestra de vida y de oración.

 

El Espíritu nos envía hoy, como comunidad de mujeres consagradas, a hacer presente el Reino por la oración y la educación. Vivimos el carisma educativo en pluralidad de formas y presencias, Entregamos nuestra vida, trabajando por HACER REALIDAD EL SUEÑO DE AMOR  DE JESÚS, entre los jóvenes y niños a través DE LA EDUCACIÓN en colegios de zonas urbanas, suburbanas y marginadas; en campos de misión indígena – campesina; en casas de oración,

 

De Teresa y Enrique aprendemos una manera de vivir la relación de amistad con Jesús, el Amigo, el Maestro, y de servir al Evangelio; un modo particular de leer los signos de los tiempos y de participar en la realidad desde la misión educadora. La Iglesia hace suyo el carisma de la Compañía y la reconoce como Instituto religioso apostólico de derecho pontificio.


Trabajamos por  despertar y avivar la capacidad que todos tenemos de experimentar el amor, que es Dios.  ¡Conocer, entender y gustar que Dios nos ama! Y desde esta experiencia de amor  vivida y compartida, hacer brotar y crecer la gran riqueza y capacidad de cada persona, para ponerlo al servicio del Reino.

Propuesta Educativa Teresiana

La propuesta y modelo educativo que propone la Compañía surge de la propia experiencia de crecimiento humano de Teresa de Jesús y del maestro y pedagogo que fue Enrique de Ossó.

 

Intentamos que todas las obras y proyectos educativos teresianos tengan este “sello” propio, definido y recogido en el año 2.005 en la “Propuesta Educativa Teresiana“, documento que recoge la identidad de la educación y del educador teresiano, y lo sintetiza en las llamadas LÍNEAS MAESTRAS DE LA EDUCACIÓN TERESIANA. Esta propuesta es el marco de toda la acción educativa de la Compañía y de todos los educadores teresianos, en la diversidad de lugares y contextos donde se encuentren.

Los educadores teresianos:

 

  • Educamos educándonos priorizando la PERSONA, desde el reconocimiento de su hermosura y dignidad

  • Formando personas que sean SUJETOS DE ENCUENTRO y TRANSFORMADORES SOCIALES, siendo capaces de conformar sociedades plurales, interculturales, democráticas, inclusivas y solidarias.

  • Una educación que PROPONE explícitamente EL TRATO DE AMISTAD CON JESÚS  y la comunión con Dios presente en la historia y sentido último de la vida.

  • A través de muchos proyectos y obras, la Compañía de Santa Teresa de Jesús expresa su modo específico de evangelizar a través de la EDUCACIÓN, vivida en pluralidad de formas y presencias.

  • Educamos promoviendo procesos personales y comunitarios de acuerdo al itinerario teresiano para que las personas descubran el proyecto de Dios en sus vidas, desarrollen sus capacidades y sean agentes de transformación social.

© 2018 - COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS -

PROVINCIA SANTA MARÍA DE GUADALUPE - MÉXICO